• Centro Cultural
  • Centro de Ciencia
  • Programación
  • Archivo
  • Centro Cultural
  • Centro de Ciencia
  • Programación
  • Archivo

construccion

Construcción

La obra arquitectónica

Área construida primera etapa: 12.700 m²

Biblioteca: 7.300 m²

Conservatorio de Música: 800 m²

Centro de Ciencia: 4.600 m²

Incluye: Sala de Exposiciones /Teatro al aire libre / Auditorio / Cafetería / y espacios complementarios

El Centro Cultural Universitario Rogelio Salmona es una obra de arte arquitectónica construida por la Universidad de Caldas en Manizales, con el propósito de contribuir al desarrollo regional, propiciar el encuentro ciudadano con el conocimiento y la cultura y fomentar la investigación, la innovación y el aprendizaje. Se concibe como un puente entre razón e imaginación, arte y ciencia, academia y ciudadanía para integrar a la ciudadanía con la región y con el mundo.

El edificio es de gran impacto para la dinámica urbana y la actividad cultural de la ciudad.

El lugar que ocupa el proyecto es estratégico ya que articula y dinamiza el Parque Universitario, complejo ambiental, cultural, recreativo y deportivo en el corazón de la ciudad, con una alta población en los diversos barrios residenciales aledaños y una importante reserva natural constituida por el eco-parque universitario.

El edificio se integra al paisaje urbano y ocupa la parte media de la ladera entre la vía al barrio Fátima y la calle 66 en una extensión aproximada de tres hectáreas, con amplias zonas verdes y una superficie aproximada de 21.000 m² en su programa total, con capacidad para alojar 3.000 personas.

Diseñado por el fallecido arquitecto Rogelio Salmona, Premio Internacional de Arquitectura Alvar Aalto y paradigma de la arquitectura moderna Latinoamericana, alberga Biblioteca, Centro de Ciencia, y espacios complementarios parte del Conservatorio de Música en la primera etapa y Teatro en su segunda etapa, que constituyen una importante infraestructura cultural para la ciudad, por su calidad espacial y por la relevancia de sus contenidos y se convertirá en un lugar de gran significado para la actividad cultural universitaria y ciudadana.

El Centro además de responder a las necesidades de infraestructura cultural de la ciudad y la región, contará con los últimos avances tecnológicos para promover la creatividad en el mundo digital, la creación de contenidos y la relación de las tecnologías con las artes y las ciencias. Allí se propiciará el encuentro para dar continuidad a los esfuerzos de gestión de eventos culturales, congresos científicos y festivales nacionales e internacionales que realiza la Universidad de Caldas en conjunto el Gobierno Nacional, Gobernación de Caldas y Alcaldía de Manizales, como también universidades y entidades científicas y culturales locales, nacionales e internacionales. La formación de públicos, la promoción de la lectura y la proyección de la producción científica y humanística de la Universidad son los ejes fundamentales del Centro Cultural.

Datos generales construcción Centro Cultural Universitario

Área construida / área 12.700
Terrazas transitables 1.200
Concreto utilizado / hormigón 7.012
Acero utilizado / acero 883.100 KGS
Pisos en arcilla 8.200
Piezas de arcilla en piso 560.000 UND
Muros en ladrillo a la vista 6.700
Piezas de arcilla  en muros / ladrillos 470.000 UND
Empleos directos generados 488
Empleos indirectos generados 388

Salmona reconoció que el poder cohesionador de la ciudad se incentiva con la creación de lugares públicos y abiertos para el encuentro. Para él, el interés por la actividad, más que la función, posibilita una utilización abierta y multifacética de sus edificios.

Para Salmona, la arquitectura no es solo un hecho estético y técnico, sino una expresión cultural. Por ello construye edificios perdurables, sólidos y estables, que permiten la apropiación colectiva y la identificación de sus habitantes con la arquitectura. Sus espacios tienen la cualidad de emocionar, pues trabaja con los elementos que conforman las más arraigadas formas de captación sensorial: la luz, la vegetación y el agua, que acompañan una arquitectura que está pensada para ser entendida como una rica experiencia corporal.

Su arquitectura no tiene una unidad obvia, sino que se despliega en secuencias de espacios sorpresivos y diferenciados, donde el azar y la intuición juegan un papel preponderante.